martes, 27 de octubre de 2015

Historia de las milhojas



Las milhojas son unos pasteles de hojaldre rellenos de merengue o crema. 

Vamos a ver la historia del hojaldre, es muy interesante.


Historia del Hojaldre

La masa de Hojaldre fue inventado por un pintor CLAUDE GELÉE, LE LORRAIN (pintor nacido en 1600 en Château de Chamague, cerca de Toul, en Lorena, y muerto en Roma en 1682).


Se admira sobre todo en sus obras la riqueza de su estilo y la gran belleza de sus coloridos. Los principales cuadros de Claudio Gelée son los titulados El Sacramento de David, El desembarco de Cleopatra, Vista de un puerto de mar a la puesta del sol, Madre Dolorata, Una fiesta de pueblo y, por último, una suite de 28 paisajes, que siempre fueron muy solicitados.

Fue un excelente pastelero y un hábil grabador; se le debe el descubrimiento de la más bella creación de la pastelería: la pasta de hojaldre. En sus primeros años se manifestó su afición por la pintura, pero no pudo satisfacer en aquella época sus deseos debido a su extrema pobreza. A la edad de 15 años fue colocado de aprendiz de pastelero en su pueblo natal, contra su gusto, pues no quiso contrariar a su familia. Él se esforzaba en ser un cumplido aprendiz para su maestro, hasta que, pasados algunos meses, fue poseido de lleno por la imperiosa necesidad de volver a pintar. Cuantos ratos libres tenía los empleaba en dibujar, para después reproducir esos dibujos en las piezas montadas, tartas y postres. Su maestro, viendo su afición al dibujo, le dijo un día: "Tu vocacion es ciertamente más de pintor que de pastelero. Mientras tanto, aplica tu saber al oficio que desempeñas; quién sabe dado tu amor al trabajo y tu espíritu, si podrás producir más y mejor que tus colegas, y hasta llegar a inventar…". Otras veces le decía: "Nuestra profesión, sin duda, algo pobre, pero algunos, Claudio, han descollado, y escúchame: tengo el presentimiento de que llegarás a ser un hombre superior y que enriquecerás nuestra profesión". Sea -le contestó Claudio- , para complacer a mi familia estoy dispuesto a escuchar vuestros consejos. Desde hoy ya no me serviré de mis lápiz, sino que me dedicaré por entero a la pastelería.

Un día, al final de su aprendizaje, Claudio amasaba pan, retiró de la masa unos 200 gramos, hizo con ella una bola, a continuación la estiró y puso en el medio un pedazo de mantequilla. Dijo a su maestro: "Quiero hacer un bollo para mi padre, que está enfermo". Claudio no quiso escuchar a su patrón, que le aconsejaba amalgamar la masa y la mantequilla con las manos, pues, de lo contrario, esta última se escaparía fuera durante la cocción. A lo que Claudio contestó que la mantequilla, quedando completamente envuelta en el pan, no podría escapar si no se hacia un agujero ex profeso. Además añadió: "Es un ensayo que quiero hacer". Grande fue el asombro al ver que el pan que había metido en el horno se había hecho una bola enorme… A su padre le pareció excelente y muy delicado, suplicando a su hijo le volviese a hacer otro a la primera ocasión, lo que tuvo lugar unos diez días después. Aprovechando una ausencia de su maestro, Gelée pudo operar a su capricho, poniendo en práctica lo que tenía meditado: operó como la primera vez, pero estirando la pasta y volviéndola a doblar sobre sí misma hasta diez veces, luego la aplastó más, el resultado fue el mismo, aunque menos subida. Otro día se le ocurrió obrar igual, pero sin añadirle levadura, resultó más exquisito (iba acercándose a la pasta de hojaldre).

Como se ve, el descubrimiento del hojaldre fue laborioso, pues no consiguió la perfección hasta muchos ensayos. Al principio no comprendió que la delicadeza de la pasta era debida a la manera de doblarla, hasta que dio en el quid, que era el plegado alternado. No dijo nada de esto a su amo, éste enfermó y murió. 

Durante el período de su enfermedad Claudio hizo varios ensayos, sin alcanzar el perfeccionamento que deseaba. A continuación (1635) se colocó en Nancy, en la pastelería de Francisco Rotabant, donde por fin resolvió el problema de la pasta de hojaldre. Se lo comunicó al dueño, quien tomó la cosa en broma. En dicha pastelería había un ayudante, Luigi Mosca, que tenía un hermano pastelero en Florencia; le escribió describiéndole esta pasta. El hermano se presentó al poco tiempo en Nancy, y a fuerza de bellas promesas consiguió seducir a Claudio, marchando los tres a Italia.

Antes de un año Angelo, el hermano mayor de Luigi Mosca, habíase visto obligado a establecer tres pastelerías a fin de atender a tanta demanda, marchando a grandes pasos a una prosperidad. El pastelero de Nancy, Rotaband, al enterarse del gran triunfo de Gelée en Italia, debido al descubrimiento del hojaldre que él había despreciado, se disgustó tanto que terminó matándose (eso dice la crónica).

Angelo Mosca pasaba en Florencia por ser el inventor de la pasta de Hojaldre (pasta sfogliata), pero el único que sabía fabricarla era Claudio. No quiso divulgar el secreto, y la elaboraba en una cueva libre de toda mirada. So pretexto de reforma, Mosca dio tres días de asueto a Claudio, y los aprovechó para practicar una mirilla en la cueva, a fin de sorprender el secreto de fabricación. Cuando regresó tuvo sospechas, pero no halló nada normal. Una vez que los Mosca se hicieron con el secreto decidieron deshacerse de él, para esto Angelo le invitó amigablemente a acompañarle a Nápoles, viaje que Claudio aceptó complacido, pero a la entrada de la población su coche fue asaltato por cuatro individuos armados, que se llevaron a Claudio mientras Mosca quedaba libre.

El pobre Gelée fue encerrado en un subterráneo, donde le tuvieron prisionero durante tres meses, no dándolepara comer nada más que algún trozo de pan y pequeñas cantidades de actual esperando que se muriese… a fin de cobrar la suma convenida con Angelo Mosca. Fuese por falta aire o de alimento, él no se levantaba. Debido a esto, sus guardianes se aplicaban poco en la vigilancia, y el pobre muchacho se veía morir. Pero el istinto de conservación o una esperanza de vida, viendo la ausencia de sus verdugos, registró todo el subterráneo, descubriendo un poco de luz natural; la tierra estaba húmeda, y por medio de una piedra angular, y con sus manos, hizo un boquete y pudo escapar de aquel antro.

Le costaba respirar el aire puro, pero el sol le daba vida. Llegó a Nápoles con un vértigo, sus piernas flaqueaban y no pudo continuar, cayéndose delante de una casa pequeña. Allí fue levantado, y cuando recobró el conocimiento se encontró en una buena cama, con un médico al lado, haciéndole compañia, le contó su desgracia. A pesar de los cuidados de que fue objeto, la fiebre se declaró, estuvo veinte días entre la vida y la muerte. En fin, la juventud y los cuidados dominaron la enfermedad y entró en convalecencia. El propietario de aquella casa, hombre de corazón y humanitario, era alemán y ejercía la pintura, habiendo adquirido gran celebridad en todo el reino de Nápoles, Claudio, agradecido de tanta bondad, y no sabiendo cómo demostrarle su inmensa gratitud, ofreció servir a su bienhechor a cambio de la alimentación, casa y ropa. "Esto que he hecho por vos -le replicó el pintor- lo haría otras tantas veces, es cuestión de humanidad. Le agradezco sus ofrecimientos, mas no quiero abusar. Me he dado cuenta de que sois un artista, os tomo a mi servicio, pero como discípulo y ayudante". Gelée permaneció con su maestro por espacio de cinco años. Durante este tiempo éste se aplicó en corregir sus defectos con el fin de convertirse en un gran discipulo suyo.

Murió el alemán, y Claudio quedó libre. Apresuróse a volver a Florencia a fin de saborear la terrible venganza que tenía premeditada hacia los dos hermanos Mosca, ladrones y asesinos. Pero se encontró que los Mosca habían perecido carbonizados en el terrible incendio de su establecimiento. El fuego tan sólo había respetad el letrero de la puerta, en el que Claudio pudo leer todavía: "Fábrica de pasta de hojaldre Mosca Angelo, inventor". El fuego vengó de una manera terrible a Claudio Gelée de sus verdugos, que no habían retrocedido ante un crimen monstruoso con tal de quedar como dueños absolutos de una invención que no era suya.

Gelée lo olvidó todo obsesionado por su arte, y he aquí el porqué durante siglos se ignoró el nombre del verdadero inventor del hojaldre. En Italia creían que era un tal Florentin. 

Gelée se estableció en Roma, donde todos le conocían con el sobrenombre de "El Rafael del paisaje", produjo hasta la edad de ochenta y dos años…

El gran Carême continuó la obra de Claudio, creando con la pasta de hojaldre el Vol-au-vent, el gran pastelero Feuillet, el "Mille-feuilles - Mil hojas" y así sucesivamente siendo incontables los pasteles y pastelillos confeccionados a base de la delicada pasta de hojaldre inventada por el gran pintor pausajista Claudio Gelée, más conocido por Lorrain.


Se sabe que los árabes cocinaban una masa hojaldrada con aceite de oliva, miel y almendras.
.
El hojaldre más famoso de España es la costrada de Alcalá de Henares.

Es un milhojas de hojaldre, relleno de crema y merengue, y cubierto de almendra picada y gratinada. Se construye en capas superpuestas crujientes, y se presenta en bandeja para después cortar en raciones individuales.



Receta de la Costrada de Alcalá

Ingredientes[editar]

Preparación[editar]


Ración de costrada.
  1. Precalentar el horno a 200º.
  2. Estirar las planchas de hojaldre, espolvoreando un poco de harina y pasando suavemente un rodillo.
  3. Poner en moldes forrados de papel de hornear. Pinchar bien con un rodillo punteador o un tenedor, y colocar encima del hojaldre otro papel; y encima de éste una bandeja de horno para que el hojaldre no suba.
  4. Hornear (200º) unos 16 minutos cada plancha.
  5. Preparar el merengue y la crema pastelera.
  6. Montar el merengue sobre una de las planchas de hojaldre horneado. Adornarlo espolvoreando la almendra crocanti o molida, y gratinar hasta que comience a tomar color, sin tostarse. Dejar enfriar.
  7. Sobre las otras dos planchas de hojaldre extender la crema pastelera formando una capa. Colocar la del merengue encima, y llevar a la nevera. También se prepara con sólo una capa de crema y dos capas de merengue.
  8. Se presenta en raciones de unos 25 cm², cortadas con un cuchillo de sierra fino.4 5 6 7

lunes, 19 de octubre de 2015

Sustituciones: Mantequilla por aceite de coco



Esta sustitución es además de compasiva, muy sana, y tambien light.

Y es que la grasa de coco es muy buena para no engordar, incluso he leido que adelgaza, bueno...no creo eso, pero engorda menos que la mantequilla.

Si no te gusta el sabor del aceite de coco, pues puedes poner mitad de margarina vegetal y mitad del mismo.

Es un poco caro, y es mejor comprarlo ecológico, virgen y extraido por primera presión en frío. Puedes utilizarlo como una grasa alternativa, de vez en cuando, o mezclado con otras.

jueves, 15 de octubre de 2015

Pastel de batata




Este ha sido una sorpresa improvisada, tenia varias batatas ya cocidas y no sabía que hacer con ellas, así que las trocee, batí dos huevos, un poco de leche, miel, harina, una pizca de sal y una cucharadita de levadura, y las eché a la mezcla, también añadí unas ciruelas pasas troceadas, que ya llevaban mucho tiempo en la nevera.

Por encima preparé un streusel rápido con un poco de margarina light, canela y unas nueces troceadas (este streusel normalmente lo tengo preparado en bolsitas y congelado para casos como este)

Todo a un molde pequeño de plum cake. 

Hornee en la misma tostadora porque cabía, y en menos de 15 minutos estaba listo este delicioso pastel.

Cubrí con mermelada de frutos rojos.


Brownies de calabaza




Ahora las calabazas no tienen sabor a nada. Recuerdo cuando era más joven que desprendían un aroma tan delicioso al hornearse, y me encantaba su potente sabor...se están perdiendo tantas cosas buenas de la vida, con tanto querer modernizar el campo...que hasta las calabazas han perdido su esencia...asi que si puedes, para hacer este dulce, usa mejor pure de calabaza en lata. Y si no puedes pues no pasa nada, las especias harán el resto....


Ingredientes y preparación:


1/2 taza de copos de avena molidos
3 cucharadas de harina de fuerza
2 cucharadas de harina de maiz
miel (al gusto)
melaza (al gusto)
stevia al gusto
1 cucharadita de polvos de hornear
1 cucharadita y media de mezcla de especias de pastel de calabaza
1 vasito de leche de avena
1 huevo
1 clara de huevo (reservar la yema)
1 yogurt griego
1 cucharadita de esencia de vainilla.

Mezclar todos los ingredientes y batir bien. Queda una mezcla un poco liquida, pero no preocuparse.

Poner la mezcla en un molde cuadrado o rectangular, previamente engrasado.


1 taza de calabaza triturada, pero no totalmente.
1 yema de huevo
1/4 taza de aceite de coco
2-3 cucharadas de azúcar moreno



Mezclar estos ingredientes. Y añadir a la mezcla anterior. Remover un poco.

Hornear a 180ºC hasta que esté en su punto.





sábado, 10 de octubre de 2015

Historia de las casadielles



ORIGEN - ASTURIAS

La casadiella (pl. "casadielles") es un dulce típico asturiano. Se trata de una especie de empanadilla frita u horneada, elaborada con una masa de harina de trigo que se rellena con una mezcla de nueces ( en algunas zonas y/o avellanas), azúcar y anís. También se pueden elaborar con masa de hojaldre, haciéndose en el horno. Al servir se espolvorea su superficie de azúcar. Se suele servir como postre.

Características 

La receta de la elaboración del relleno difiere un poco dependiendo de la zona de Asturias, hay algunas que incluyen vino blanco, otras anís, unas nueces, otras avellanas, azúcar o miel, etc. La forma final en es una especie de canuto o tubería de unos 15 cm de longitud aproximadamente con los extremos cerrados para que no se salga el contenido de su interior, y sellados con un tenedor. Su elaboración es típica de las fiestas Carnaval (Antroxu) aunque es un postre que se puede encontrar en cualquier epoca del año.
 
Sobre su nombre Eduardo Méndez Riestra dice en su libro “Cocinar en Asturias” que puede proceder de una deformación de “cosadielles” (acertijos del tipo “¿qué cosita es…?”), porque en su relleno encontramos la sorpresa.
 
Este dulce se suele elaborar en Navidad, Carnaval (Antroxu), Pascua y las fiestas de cada pueblo, aunque en la actualidad las podéis encontrar en las pastelerías durante todo el año.

En cuanto al origen, se cree que originariamente al estar compuesta principalmente por frutos secos puede provenir de los Astures, pueblo recolector que habito en la Cornisa Cantábrica en época prerromana.

viernes, 9 de octubre de 2015

Bizcocho de nueces y canela



Este es mi bizcocho estrella, es el que siempre me sale bien y a todos gusta. Lleva bastante mantequilla, y el streussel o empedrado de canela y nueces lo hace diferente.


En breve subire la receta.






martes, 6 de octubre de 2015

Historia de los piononos



ORIGEN - SANTA FÉ (GRANADA)

El Pionono es un dulce de reminiscencias moriscas, elaborado  con bizcocho, crema y canela, y emborrachado en un exquisito jarabe muy dulce que le da una textura muy agradable y fresca. Su coronilla tostada hace los deleites de quienes van a Santa Fe o se llevan de allí esta exquisitez.
  
La historia del pionono se pierde en el tiempo no quedando claro su origen real, si queremos dilucidar la autoría del pionono debemos mirar en los retazos de cultura popular que han resistido hasta nuestros tiempos encerrados en leyendas muchas veces o simplemente olvidados.

Los primeros indicios de aparición de un pastelillo parecido al pionono los encontramos en la España hispano-musulmana entre los siglos X y XI, en pleno apogeo de las artes y las ciencias de Al-Andalus. Esta época, marcada por el mestizaje cultural, hace de Al-Andalus un referente de modernidad e innovación a todos los niveles. Las innovaciones se suceden en distintos campos desde la política hasta la literaria pasando por las artes y por supuesto la gastronomía que se enriquece con sabores agridulces y especiados. Es pues el pionono resultado de combinar el poso romano, que aún persistía con los nuevos sabores que llegaron de la otra orilla del Mediterráneo.
 
La repostería de la época hispano-musulmana se caracteriza sobre todo por el empleo de materias primas como la canela y la miel, todavía hoy podemos encontrar muestras de esta cocina en dulces árabes como la shubarquía y la pastela, que con su característico sabor nos trasladan a otras épocas.
La creación del pionono como lo conocemos hoy día se debe en parte al celo con el que los habitantes del pequeño pueblo de Santa Fe conservaron la receta como parte de su herencia árabe por encima de cambios religiosos y políticos que sobrevenían en la región de Granada.
 
Con el paso del tiempo el pionono sufrió cambios tanto en su forma física como en su composición, adaptándose al paso de las épocas y los gustos, pero no es hasta mediados el siglo XIX cuando de mano de tres hermanas viudas de la conocida pastelería “ La Blanquita “, la receta se rescata del olvido bautizando al pastel con el nombre del Papa Pío Noveno, pionono, y dándole el aspecto cilíndrico de la tiara papal.  
 
Cuenta la leyenda que su nombre fue dado en honor al papa Pío IX (Pio nono según la pronunciación en italiano del nombre), ya que su forma pretende representar la silueta de la cabeza cilíndrica del papa Pío Noveno, figura muy destacada en la época, sobre todo a partir de la instauración por su parte del dogma de la Inmaculada Concepción. Sin embargo, estudios recientes han demostrado que la receta del dulce es muy anterior al papa Pio IX (Giovanni Mª Mastai Ferreti)  que ocupo el pontificio entre el año 1846 y 1878. Cuenta la leyenda, que en cierta ocasión, el rey Alfonso XI acudió al pueblo de Lachar (cercano a Santa Fe) para participar en una caceria a la que había sido invitado, aquí en los postres de una comida quedo extasiado con esos dulces de canela y bizcocho. Impresionado por su delicadeza y sabor pregunto el nombre de esos dulces que le habían sido llevados desde Santa Fe, y como hasta entonces o bien no tenian nombre, o bien no eran popularmente conocidos, a uno de los cortesanos se le ocurrió la idea de dar el nombre de pionono, quizás por la similitud en la bondad del rey con la del pontífice reinante en Roma.
 

La producción del pionono está ligada a Santa Fe desde el principio y eran varios los obradores que elaboraban el postre, y cada uno intentaba variar y mejorar la receta original dándole personalidad propia al producto sin perder su sabor tradicional.

sábado, 3 de octubre de 2015

Mezcla de especias de pastel de calabaza



Esta mezcla de especias es estupenda. Se usa para hacer pastel de calabaza, leche especiada de calabaza, buñuelos, donuts, galletas ... y todo dulce al que le queramos dar ese toque tan rico que es el resultado de mezclar estas especias, en las siguientes proporciones:


4 partes de canela molida

2 partes de jengibre

1 parte de clavo molido

1/2 parte de nuez moscada molida



Caramelo salado





Esta salsa es una delicia. Ideal para acompañar tartas, helados, crema de queso, galletas, cupcakes, bizcochos...o sencillamente para comérsela a cucharadas!

La receta y la foto la he tomado del blog Sally's Baking Addiction, con algunas adaptaciones.


Ingredientes:• 1 taza (200g) de azúcar morena • 6 cucharadas (90g) de mantequilla saladas• 1/2 taza (120 ml) nata con alto porcentaje de materia grasa.• 1 cucharadita de sal

Preparación:

1. Caliente el azúcar granulada en una cacerola mediana a fuego medio, revolviendo constantemente con una espátula de goma resistente al calor o una cuchara de madera.

2. El azúcar formará grumos y con el tiempo se funden en un color ámbar. Cuidado de no quemarse.

3. Una vez que el azúcar se derrita por completo, añadir inmediatamente la mantequilla. Tenga cuidado en este paso porque puede salpicar y quemarse.

4. Fundir la mantequilla en el caramelo hasta que se derrita por completo, aproximadamente 2-3 minutos.

5.Muy lentamente,  eche una llovizna en la nata. Poco a poco.

6. Dejar la mezcla hervir durante 1 minuto.

7.Retire del fuego y agregue 1 cucharadita de sal. Deje que se enfríe antes de usarla.


Notas, consejos:

Se puede hacer el caramelo con anterioridad. Se conserva en un recipiente herméticamente cerrado unas dos semanas en la nevera.

Calentar el caramelo unos segundos antes de utilizar.

Esta salsa se conserva muy bien durante un día completo a temperatura ambiente.

Es ideal para regalar.


VERSIÓN SANA

Me gusta dar ideas de una posible versión sana pero en este caso es imposible, porque el sabor del caramelo solo nos lo va a dar el azúcar, así que podemos hacerlo semi-sano, usar mitad y mitad de los ingredientes...cuando la haga, la subo al blog.. Sustituiremos:

AZUCAR (mitad) POR PASTA DE DATILES (dátiles limpios sin hueso, ultra-mega triturados y un poquito de agua) o PASTA DE BATATA (igual que la anterior pero con batata cocida)

 
NATA DE VACA POR NATA DE COCO
 
NATA POR TARRINA DE QUESO LIGHT
 
mitad de MANTEQUILLA POR...MARGARINA VEGETAL LIGHT
 

Tarta Ferrero Rocher


Una tarta muy chocolateada, para los amantes, pero que muy muy amantes del chocolate, los demás abstenerse...
 
La idea la tomé de un blog americano, que ahora mismo no recuerdo. Es sencilla de hacer, no tiene mucha complicación. Queda muy bonita con el decorado del barquillo en el centro y los huevitos rodeándola (en la receta original llevaba Ferrero Rocher, pero aquí en España en esta época del año lo los comercializan por el calor abrasador que hace en verano, se derriten!)
 
Creo que a casi todos los niños les gustará mucho.
 
Ingredientes
 
Para el bizcocho

  7 huevos grandes, temperatura ambiente
½ tazas de azúcar granulada
• 2 tazas de avellanas finamente trituradas o harina de avellana
3 cucharadas de harina para todo uso
3 cucharadas de cacao en polvo
3 cucharaditas de polvo de hornear

Frosting

300 gramos de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 ¼ tazas de chocolate para fundir
• ½ taza de Nutella

también
 barquillos 1.5 taza, aplastados

Decorar
• 10 Ferrero Rocher o huevos de chocolate pequeños
¾ tazas de avellanas, picadas / o ¾ tazas de barquillo triturados.




Procedimiento

Bizcocho

1. Precalentar el horno a 180 º C.  Prepare un molde de 20 cm. con papel antiadherente y mantequilla.

2. Mezcle los ingredientes sólidos, excepto el azúcar.

3. Batir los huevos en alta velocidad hasta que estén espumosos, poco a poco ir agregando el azúcar, batiendo hasta que haya triplicado el volumen. Aproximadamente 5 minutos.

4. Añada los ingredientes secos en los huevos, en 3 adiciones.

5. Hornee hasta que esté cocido, y luego divida el bizcocho para que nos queden cuatro capas (también puedes hacerlo de dos capas)


Glaseado

Mezclar todos los ingredientes y derretir en un cazo a fuego muy bajo.


Ensamblaje

- Reserva un cuarto del glaseado de chocolate para la decoración.

- Triture los barquillos, reservando uno para la decoración.

- En la primera capa de pastel pon el frosting y encima una capa de barquillos triturados.

- Ponga la segunda capa y repita el proceso, hasta terminar.

- Cubra los laterales de la tarta con el glaseado y después con los barquillos triturados.

- Cubra la superficie con el frosting. Y con una boquilla de estrella ponga un poco de glaseado alrededor de la tarta. Encima un huevo de chocolate o un bombón Ferrero Rocher.

- En el centro ponga un barquillo roto por la mitad, relleno de glaseado.


Notas,  consejos

- Es una tarta muy contundente, servir en pequeñas porciones.

- Mantener en la nevera. Y sacar un rato antes de servirla.



 
 
 

viernes, 2 de octubre de 2015

Cupcakes de brownie de oreo




Esta receta resultó improvisada, iba a hacer unos brownies y se me ocurrió poner la masa en unas capsulas que acababa de comprar, y como a mis hijos les encantan las oreo, puse unos trocitos encima de la masa, y el resultado fue este...delicioso!
 
Por supuesto repetiremos, eso sí ... son bastante contundentes. Lo bueno es que congelan muy bien.








jueves, 1 de octubre de 2015

Historia de las magdalenas



ORIGEN - FRANCIA

La magdalena o madalena (en francés: madeleine) es un pequeño bollo tradicional de la región de Lorena, en Francia, que se ha extendido por toda Francia, España, y por consecuencia, Iberoamérica.

Las magdalenas tienen la forma de una pequeña concha, que se obtiene cociéndolas al horno en una placa metálica que tiene hoyos con dicha forma. Hoy en día se suelen hacer en pequeños moldes de papel rizado. Tienen un gusto similar al bizcocho aromatizado con limón.

 
La receta lleva los mismos ingredientes que el bizcocho mencionado, pero en distintas proporciones:[1] huevos, azúcar, mantequilla, harina de trigo, levadura, y aroma de limón obtenido generalmente de la cáscara. En la receta tradicional francesa, se baten las claras de huevo a punto de nieve para dar más ligereza a la masa.
 
 


 
Quizás las magdalenas sean más conocidas fuera de Francia por su presencia en la novela de Marcel Proust, En busca del tiempo perdido ("Por el camino de Swann), en que el narrador recobra la memoria de su infancia después de oler y comer una magdalena mojada en .




Magdalenas de Commercy.


Sin embargo, Proust se refería a la variedad concreta de Commercy, en Lorena, a la que llamaba "petite madeleine"[1], que no se deshace al mojarse.

De acuerdo a una versión, la magdalena de Commercy debe su nombre a una joven criada llamada Madeleine Paulmier, que en 1755[2] elaboró estos pastelitos para el rey de Polonia Stanislas Leszczyński, que tenía allí un palacio. Esta tradición es todavía muy popular hoy en día.
 
Otras fuentes las remontan a la época de los peregrinajes a Santiago de Compostela. Una joven llamada Magdalena les servía a los peregrinos unos pastelitos en forma de concha, símbolo de este peregrinaje. Las "magdalenas" se extendieron a lo largo de los caminos de Santiago, lo que explica su tradicional implantación en España.